La internacionalización es una característica de nuestras sociedades que se proyecta sobre la política, la cultura, la economía y la educación. En realidad no hay un sólo ámbito de las sociedades que no se presente condicionado o al menos influido por ella.

Las universidades tienen que dar una respuesta a este rasgo del mundo actual, a través de políticas de internacionalización, las cuales no se deben limitar al intercambio de estudiantes o a la relación entre investigadores - lo que, por cierto, no es poco -, sino que también pasan por la relación institucional y por el conocimiento de los signos de identidad de otros países. El profundizar en otras culturas y el conocimiento de otras realidades son índices de la calidad de una universidad, pues ayudan a formar mejores profesionales en todos los ámbitos del saber, capacitados para desarrollar su actividad en un mundo globalizado. 

La Revista de Estudios Brasileños que hoy ve la luz exterioriza el compromiso de tres instituciones con los desafíos que hoy tienen que afrontar las universidades. De un lado, dos Universidades, la de Salamanca y la de Sao Paulo, emblemáticas en sus respectivos países. De otro, Universia, que representa a las nuevas tecnologías al servicio de las instituciones de educación superior en toda Iberoamérica.

Publicado: 2014-07-23

Entrevista